Historia de la propiedad intelectual

Pese a que en la actualidad el derecho de propiedad intelectual goza de una amplia aceptación, históricamente no siempre fue reconocido como tal. Esto lo podemos comprobar en multitud de autores que se nutrieron de obras anteriores para crear las propias, que en algunos casos han pasado a considerarse como obras maestras, mientras las fuentes de las que bebieron han quedado en el olvido, como en el caso de Shakespeare*, o, más recientemente, el de Walter Elias Disney* y su factoría de ficción infantil1.

Los precedentes de la propiedad intelectual se remontan al S. XVI, con la aparición de la imprenta en Europa (algunos historiadores apuntan que se inventó realmente en el S. VI en Oriente). En un principio no se trataba de derechos de autor, sino que los derechos recaían sobre el impresor debido a la herencia de la tradición gremial que consideraba un libro como cualquier otro producto. Esto fue aprovechado por estados e Iglesia como medida de control político, ya que tenían potestad para permitir estas impresiones, por lo que todo contenido inconveniente moral o políticamente se censuraba. En este marco aparecieron las primeras patentes de autor que otorgaban derechos de impresión sobre su obra a quien el autor determinara, pero eran excepciones y se trataba de compensaciones a colaboradores o afines a los poderes públicos.

Todo esto dejaba a los autores en muy mala posición y así durante el S. XVII, algunos estados intentaron regular la propiedad intelectual para fomentar sus incentivos, ya que apenas participaban en las ganancias generadas por sus obras debido al monopolio de los impresores. Estas tentativas no tuvieron demasiado éxito, hasta que en 1710 se promulgó en Inglaterra el Statute of Anne2*, que sentó las bases de la legislación sobre derecho intelectual posterior.

Lo novedoso de este estatuto era que consideraba necesaria la compensación a los autores para que éstos siguieran creando porque beneficiaban a la sociedad y que establecía un monopolio temporal (21 años para el autor, ejecutable en los 14 años siguientes a su redacción) con el fin de que gozara de los beneficios de su obra pero esta finalmente pasara a ser patrimonio público. Obviamente, esto provocó el rechazo de los impresores, que veían amenazados sus privilegios y defendían que estos derechos debían transferirse al impresor una vez editada la obra.

Esta fórmula se extendió por el resto de Europa con algunas modificaciones, modificaciones que apuntaban en dos direcciones diferentes. Por un lado, la vertiente que luego daría lugar al modelo anglosajón del Copyright3* que tiende a equiparar la propiedad intelectual a la propiedad física, permitiendo la transmisión de los derechos derivados. Por el otro, la vertiente que heredó el modelo mediterráneo del Derecho de autor* porque rechaza la comparación de la propiedad intelectual con la física y considera que el autor tiene ciertos derechos derechos morales* intransferibles.

En el año 1883 se celebró la Convención de París*, que sentó las bases para los acuerdos internacionales de protección de la propiedad industrial*, y el 1886 tuvo lugar la Convención de Berna*, que se convirtió en el principio de la internacionalización del Derecho de autor, ya que obligaba a los firmantes a reconocer los derechos de los autores de los demás países. Estos acuerdos propiciaron la constitución de la BIRPI4*, actualmente OMPI5*. Fue también esta época en la que aparecieron las sociedades de gestión de derechos de autor, como la SAE6* (actualmente SGAE) en España, y las empresas tecnológicas consolidaron el sistema de patentes.

Actualmente, el sistema de gestión de derechos intelectuales está inmerso en un periodo de cambio debido a la aparición y difusión de Internet, que ha transformado el negocio basado en el soporte físico en algo innecesario dificultando la protección de estos derechos.

Cronología de Tratados Internacionales referentes a la Propiedad Intelectual

Año

Tratados de Propiedad Industrial

Tratados de Derecho de autor

Tratados Comerciales

1883

Convenio de París

1886

Convenio de Berna

1891

Arreglo de Madrid,

Unión de Madrid relativo al Registro de Marcas

1934

Arreglo de la Haya

1947

Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT)

1952

Convención Universal Sobre Derechos de Autor

1957

Arreglo de Niza

1958

Arreglo de Lisboa

1961

Convenio Internacional para Protección de Variedades Vegetales

Convenio de Roma

1968

Arreglo de Locarno

1970

Tratado de Cooperación en Materia de Patentes (PCT)

1971

Convenio de Estrasburgo

Convenio de Ginebra

———————————————————————————————————————————–

Notas:

cursiva* Hace referencia al Glosario de “Debate en torno a la propiedad intelectual“.

1 Nos referimos a la corporación The Walt Disney Company, más conocida como Disney, que engloba a la compañías Walt Disney Pictures, Buena Vista International y Buena Vista Music Group.

2 Estatuto de Ana.

3 Derecho de copia.

4 Bureaux Internationaux Réunis pour la protection de la Propriété Intellectuelle (Oficinas Internacionales Reunidas para la protección de la Propiedad Intelectual).

5 Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

6 Sociedad de Autores Españoles.

———————————————————————————————————————————–

Extraído de “Debate en torno a la propiedad intelectual“.

*** -Sábado 8 de Junio de 2013, 08:42 pm- ***

Aclaración sobre la autoría del texto:

Debido a diversos plagios y confusiones, aclaro que el texto es mío. Es parte de un Treball de Recerca titulado “Debate en torno a la propiedad intelectual“, disponible para descarga en la sección Biblioteca de /home/anouk.

Que sea de dominio público no significa que se pueda plagiar y mucho menos que se acuse al autor de plagio.

Anuncios

19 comentarios to “Historia de la propiedad intelectual

  1. muy buena el resumen, de los tratados de los derechos intelectuales, gracias me fue de gran ayuda como refernte para un trabajo.

  2. Yolanda Eugenia Machado Jiménez Says:

    Soy docente de este tema y estoy ampliando la fuente de mis referencias ha sido de utilidad. Muchas gracias,

  3. Hay muchos errores en el texto. El copyright no asimila “la propiedad intelectual a la propiedad física”, de hecho eso es algo muy específico de ciertas legislaciones nacionales. Y sigue…

  4. Carolina Says:

    Hola, me gustaría saber de que fuentes sacas esta historia, porque he intentado buscar el “inicio” de la propiedad intelectual y no había podido encontrar nada concreto
    Gracias

  5. @ anon:
    Creo que se refiere precisamente a la tradicion legislativa anglosajona (pero no he releido el texto).
    Sigue :P
    @ Carolina:
    De aquí.

  6. QUISIERA SABER CUANTO ME COSTARIA REGISTRAR A MI NOMBRE UN GUION CINEMATOGRAFICO QUE TENGO ESCRITO,PO FAVOR DIGANME ALGO. TENGO TRES HIJOS Y ESTOY EN PARO

  7. Anónimo Says:

    Muchas gracias, pero saber no esta el autor del texto :S

  8. Anónimo Says:

    Muchas gracias
    Pero no esta el autor del documento.
    Carolina

  9. Anónimo Says:

    Es que necesito hacer la referencia r en un documento técnico que estoy haciendo, me podria ayudar?? Carolina

  10. La fuente está en el libro de “Derechos de autor y derechos conexos” de Delia Lipszyc.
    Leticia

    • El texto es original mío. Está el pdf completo. Hay copias por ahí (incluso pagando) de todo o parte del contenido. Estas copias son ilegales porque se atribuyen la autoría (falsamente), por lo demás, es libre :p
      El trabajo fue presentado y tengo tanto como materiales de la elaboración. Fue presentado en un instituto y está en la biblioteca del mismo.

      Hay que ser cutre para copiar esto (y gilipollas para pagarlo).

  11. que dices?silo pone bien claro. la fuente es esta: https://hanouk.files.wordpress.com/2009/03/recerca.pdf

  12. […] de ana” que sentó las bases de la legislación sobre derecho intelectual posterior (ver la historia del asunto) que defendía los derechos de los autores y que fue unánimemente rechazado por los impresores al […]

  13. Anónimo Says:

    muy buen documento me sirvio para mi carrera

  14. Anónimo Says:

    Excelente! Muchas gracias por la información.

  15. […] de información sobre el Convenio de Berna. Este convenio se menciona en el artículo “Historia de la propiedad intelectual” (extracto de “Debate en torno a la propiedad intelectual“), lo que probablemente […]

  16. […] la Biblia no tiene copyright, otro motivo más para volverla a llevar al cine aprovechando la tecnología actual, intensificando […]

  17. Crazy Bulk Discount Coupon

    […]Seems like regular post[…]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s