Archivo para acer

La jodida salida de audio del Acer TravelMate2490

Posted in /home/anouk/informatica/aventuras with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 7 febrero 2009 by anouk

Otro nuevo capítulo del Acer TravelMate2490 de mi vecino: si la otra vez lo desvirgamos a nivel de software, esta vez le tocó al hardware.

2490El motivo? Me lo pidió mi vecino. Por qué? Para arreglar la salida de audio (que se partió por la tensión a la que a veces era sometido el cable auxiliar, es decir, los tirones) y supongo que para conocer su máquina…

Empezamos...

Empezamos...

En principio pensamos que la salida de audio estaba bien, pero se había soltado la soldadura. Obviamente, para repararlo había que abrirlo, y como soy lo más parecido a alguien que entiende de ordenadores que tenía a mano, me lo dijo a mi. Ya había desmontado portátiles, pero sólo superficialmente o  no “propietarios” (aplicando el término como oposición a los “clónicos” o abiertos), cuando son de marca son algo más intencionadamente ofuscados, lo suyo es que vallas a morir a su servicio técnico. Lo nuestro es DIY, xD.

... seguimos ...

... seguimos ...

No es que fuera algo difícil, pero si complicado y entretenido… El modelo de Acer es un poco “nadie-desmonta-mi-pc”, con tornillos ocultos y cables innecesariamente enrevesados,  además de una estructuración que te obliga a desmontar todo el equipo para acceder a los conectores frontales (al menos la primera vez), pero nada que no se salvara con un pequeño destornillador para portátiles (del último finiquito, que pague el jordi!) y la navaja de mi difunto abuelo (que era un cabrón con muy mala leche, dicho sea de paso).

... y dale que te pego!

... y dale que te pego!

Una vez desmontado, vemos el percal: la clavija de la salida de audio no está suelta, sino partida. En asamblea de sabios improvisada en el salón, con la inestimable presencia del orco y la garrapata, se decide que lo mejor es desoldar la clavija de la entrada de audio -que no se usa- y cambiarla por la de la salida, pero el señor vecino lo ve demasiado complicado (ciertamente, por el tamaño de las soldaduras y la pobreza de herramientas lo era) y decide pegarlo con pegamento, que durará menos pero será más sencillo.

Memoria fotográfica.

Memoria fotográfica.

Él a su rollo, y cuando está pegado, a los dos días volvemos a montar, con las mismas herramientas, con calma (ante todo) y recurriendo a la memoria, la lógica, y la foto de apoyo para los cables de la antena. El resultado bastante bueno. No sé si el pegamento aguantará mucho o qué, pero por lo menos de momento le sacamos todo el polvo y lo destripamos, que aunque inútil, siempre mola hacerlo -y ya que estás quitarle todas las pegatinas, micrófonos ocultos y dispositivos de seguimiento que pudiera haber dentro. Obviamente, sobraron unos pocos tornillos, sabido es que son “de repuesto”…

Cable quemado.

Cable quemado.

Ahora el PC funciona bien, o al menos como antes. Y después de acabado todo, comprobado que todo funciona perfectamente, se incendia el cable de alimentación. Afortunadamente esto se pudo solucionar rápidamente cortando un poco de cable, pelándolo y cambiando la regleta. Además ni la estufa ni la instalación eléctrica de la casa no se vieron afectadas por el suceso, así que triple alegría (bueno, cosas que pasan…).

Estará contento el primo friki: ahora el TraveMate2490 luce en su tapa la leyenda “Billy el Niño y el Largo“.

El jodido Ubuntu y la Wifi del Acer TravelMate2490

Posted in /home/anouk/informatica/aventuras with tags , , , , , , , , , , , on 30 diciembre 2008 by anouk

Hoy vamos a hablar del Acer TravelMate2490, un portátil para cuarentones gordos,como todos los de la serie TravelMate -aclaración: excepto mi padre.

Un vecino tiene un portátil desde hace unos seis meses, uno de estos 2490, que le llegó por herencia o algo así, infectado de VirusVista. Dice que no le gusta, que por favor le ponga algo más potable: un inXPerience, un Mierbuntu (éste a quedado demasiado forzado, pero la cuestión es despreciarlo todo…), o lo que sea, y que encasadelherrerocuchillodepalo y que para eso me paga. O algo así.

Finalmente, un buen día, nos ponemos a ello… La instalación no tiene nada de especial y ya hay manuales para tontos (o tambien aquí, que no se diga), el problema real es la tarjeta wifi. La Broadcom Corporation BCM4401-B0 100Base-TX,según lspci.

No encontré forma de ponerlo (lo más parecido una BCM4318 en Debian, que más que ayudarme me jodio, aunque afortunadamente todo se pudo “arreglar”) de manera “nativa” en linux, así que miré el tema de ndiswrapper. Al final, lo tuve que instalar APeTeando con una conexión ethernet desde el pasillo de una casa “ajena” (muy guapa, por cierto) y bajo presión, ya que me fue imposible compilar el tar.gz (siempre me daba errores).

Mire éste manual (tambien para tontos), y todo parecía muy fácil:

user@ubuntu:~$ sudo su

[sudo] password for user:

root@ubuntu:/# aptitude install ndiswrapper-common ndiswrapper-modules-1.9 ndiswrapper-utils-1.9

root@ubuntu:/# ndiswrapper -i nuestrodriver.inf

(nuestrodriver.inf es un archivo de los drivers de la tarjeta que hemos bajado anteriormente…)

root@ubuntu:/# ndiswrapper -l

… y todo debería de salir bien. Y, en éste caso, no es así. Me detectaba el driver (creo: “Driver instaled“) pero nada de nada.

Pruebo (como dice el manual):

root@ubuntu:/# lshw -C network | grep module

Sí, “module=ssb”. Intento la solución propuesta:

root@ubuntu:/# rmmod ssb

root@ubuntu:/# rmmod ndiswrapper

root@ubuntu:/# modprobe ndiswrapper

Y me dice que el modulo está en uso por sb4 o algo así (lo digo de memoria…). He probado con varios drivers diferentes (lo más parecido que he podido encontrar) y nada.

Con todo, mientras escribo ésto, parece que “se ha arreglado“.Al final, he desactivado el controlador de hardware de la tarjeta (supongo que el último que yo había instalado, atheros nosequé ¬¬) y funciona! :S

Bueno, en realidad he echo más cosas que no recuerdo… así que la solución (para lxs que tengan el mismo problema) es: metedle mano a todo lo que podaís, lo que no provoca un KernelPanic te hace más fuerte.

Cosas de la vida.