Comentario a “Tartufo” de Molière (1664)

Comentario sobre algunos fragmentos determinados del “Tartuffe ou l’Imposteur”, de Jean-Baptiste Poquelin (conocido por el pseudónimo de Molière, dramaturgo francés considerado como uno de los mejores de todos los tiempos).

La obra trata sobre el personaje homónimo a la obra, que finge ser virtuoso devoto y consigue ganarse la confianza de Orgón, cabeza de una rica familia, y se aprovecha así de su fortuna e impone su voluntad en la casa.

En el texto que tratamos propiamente, consta de varios fragmentos de la obra.

En el primero, Dorina (doncella de la hija de Orgón), la señora Pernel, y Cleante (cuñado de Orgón) hablan sobre Tartufo y su influencia en la hacienda.

En la siguiente escena, la señora Pernel se a marchado, y prosiguen la conversación Cleante y Dorina, que le sigue describiendo el comportamiento de tartufo.

Después, Damis, hijo de Orgón, pide al cuñado que hable con su padre sobre la futura boda de su hermana (el ama a la hermana del pretendiente), que a sido recientemente aplazada por él, pese a existir ya un compromiso.

Comienzan a hablar Cleante y Orgón, sobre Tartufo, y Orgón se deshace en alabanzas (que su cuñado critica) sobre singular personaje, y narra el modo en que lo conoció (en una iglesia, dónde el demostraba su beatitud). El cuñado no puede sino cuestionar a Orgón, y este se ofende, de modo que discuten. Entonces Cleante saca el tema de la boda aplazada, insinuando si no fuera el caso que el incumplimiento de lo pactado fuera, de alguna forma, obra de Tartufo.

Más adelante, Dorina tiene un breve encuentro con Tartufo, quien finge escandalizarse por su escote y se lo hace tapar con un pañuelo, dando muestras de una fingida castidad.

En la siguiente escena, Tartufo corteja a Edelmira, la esposa de Oregón, y Damis, que se percata de todo, propone mostrarle la verdad a su padre, para que abra los ojos respecto a su hipócrita amigo de una vez. Edelmira se niega, pero él hace oídos sordos y le confiesa a su padre los hechos, por lo que ella se va indignada.

La obra es una sátira sobre la hipocresía (Tartufo es, realmente, un gran farsante, que finge virtudes de las que carece), la religiosa concretamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s