Comentario sobre “La Dama y la Santa” de Octavio Paz (1993)

Comentario a “La Dama y la Santa” (cuarto capítulo de “La llama doble“), un ensayo de Octavio Paz que analiza la evolución del concepto de “amor” a lo largo del medievo.

Dice Octavio Paz que hasta el S XII el amor no existía cómo “teoria” (aunque menciona el concepto platónico cómo lo más acercado), y que fué en éste tiempo dónde surgió cómo tal en Francia, de la mano de la nobleza feudal de la época.

El ideal del amor cómo forma de vida, el amor cortés (en contraposición al amor villano) fué creado por los poetas líricos, y predicava a favor de un sentimiento “puro”, no carnal (en la mayoria de los casos), ya que se consideraba que una vez conseguido, se perdia el deseo.

És, en cierta medida, consecuéncia de la sociedad. La interacción con otras culturas (árabe y persa) debido a las cruzadas y a los pueblos nórdicos (herencia germánica) propició unos nuevos valores que, unidos a la concepción católica y la importáncia de los matrimonios de conveniencia, otorgaron una mayor relevancia a la mujer, y ésto, según el autor, és imprescindible, puesto que és ahora cuándo existe cierta “libertad” de elección, e incluso se invierten los papeles, llegando a ser el amante “esclavo” de la amada (mientras que socialmente era al revés, en el amor dominaba la mujer).

Por otra parte, los matrimonios de conveniencia también favorecen las relaciones fuera del mismo, puesto que se busca en otro ámbito lo que no brinda la relación (la pasión, el amor,…).

El amor cortés cree que el enamoramiento comienza primero por lo físico, y después se adentra en las sucesivas capas de la personalidad. Además, el pretendiente debe pasar por varias “etapas”, la de pretendiente propiamente dicha, la de suplicante (en la que intenta conseguir el asnetimiento de la dama), la de aceptado (cuándo lo consigue) y, en ciertos casos, la de amante carnal (aunque en un principio se considera que la relaciónd debe ser casta, algunos optan por consumar la relación).

El autor también nos habla de la influéncia de los cátaros en éste “movimiento”. La religión Cátara criticaba la corrupción de la Iglesia Católica y predicaba por la igualdad de las personas, creia que lo bueno y lo malo eran obras de diferentes dioses, que la violencia no era necesaria (estaba en su contra), que las almas pasaban de un cuerpo a otro (transmigración), y abogaba por la conciencia nacional de su país (basándose en la cultura, la lengua en común [la lengua de oc],…). Además, y ésto se oponia al ideal del amor cortés, también practicaban la castidad.

No obstante, ambos movimientos simpatizaron debido a la represión a la que eran sometidos (la religión Cátara por sus reivindicaciones nacionales y por criticar a la Iglesia y el amor cortés porque el sexo estaba condenado a no ser que se diera exclusivamente con fines de procrear), y también acabaron finalmente debido a la persecución.

Todo ésto influyó en las novelas artúricas, que fueron reformadas introduciendo elementos propios del amor cortés y en la narrativa posterior, cómo por ejemplo Dante (que traspasa sus ideales a la teologia cristiana) o Petrarca (que le da una nueva forma).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s