Tres piezas de Bach

Conocí a un profesor que insistía siempre en que no toda la música clásica, es música clásica; lo que coloquialmente se designa como tal es toda la música académica, incluida la del clasicismo. Así pues, clásicos en realidad son Mozart y Bethoveen, no Vivaldi ni Pachelbel.

Estos últimos son barrocos, como Johann Sebastian Bach.

Aquí tenéis tres “análisis” que hice en su tiempo de aquella manera de diferentes piezas de este compositor, así como una sesuda reflexión. Son tres piezas típicas (la segunda, la de la entrada en órgano).

aria (suite nº3)

Una suite (o partita) es una agrupación de diferentes danzas variables en número que acostumbra a alterar una danza lenta en compas binario con una rápida ternaria que és interpretada por un solista o una orquesta, un aria es un fragmento musical de carácter lírico.

Bach compuso ésta obra para orquesta el 1713 en Weimar. No se trata de un aria típica ya que sólo usa una de las danzas habituales, la giga escocesa. Utiliza instrumentos de viento (trompetas), de cuerda (violines) y de percusión (timbales), dejando para el órgano el bajo continuo.

Comienza con el órgano marcando el bajo, y se destaca durante toda la pieza, pausándose de tanto en cuando. Predominan los contrastes fuerte-flojo, de timbres, texturas, ritmos, etcétera.

fuga en sol menor

La fuga es una composición de un solo movimiento que suele ser independiente y emplea una textura polifónica y contrapuntística. Tiene un tema principal (sujeto) y uno secundario (contrasujeto). Se divide en tres partes: la exposición (el sujeto aparece en el tono principal y una segunda voz continua el tono dominante haciendo de sujeto, mientras que otra hace de contrasujeto), el desarrollo (una serie de modulaciones destinadas a presentar el sujeto en diferentes tonalidades) y la conlusión (el sujeto y el contrasujeto se encuentran dando fin a la obra).

Esta fuga dispone de cuatro voces “principales” más una quinta que sirve de enlace entre el desarrollo y la conclusión, que entran en orden, de más aguda a mas grave, y que se ajuntan al acabar la pieza.

Fue compuesta entre 1707 y 1717, los periodos de Weimar y Cöthen. Cómo es habitual, destacan los grandes contrastes fuerte-flojo, y, cómo excepción, la ausencia de bajo continuo.

coral (cantata 140)

La cantata, de origen profano pero aceptada posteriormente por la iglesia, se compone sobre un texto religioso lírico, con acompañamiento instrumental para uno o mas solistas o sólo para coro.

La coral, es una de la más importantes partes de la cantata, especialmente en el ámbito luterano. Se trata de una obra vocal homofónica donde se hacen reflexiones poéticas sobre textos bíblicos.

Bach compuso la Cantata 140 el 25 de Noviembre en Leipzig.

Utiliza instrumentos de cuerda (violines, etc.) y destaca el coro inicial de tenores. El autor crea un fuerte contraste entre la melodía de los instrumentos, más movida, y las voces, que deben ser “accesibles” para permitir sumarse al público pues se trata de una obra destinada a la celebración religiosa. Se observa el bajo continuo marcado por el órgano,  típico del género.

La peculiaridad de Bach (gran aportación personal a la musicología)

Creo que la peculiaridad e Bach ésta en su swing, su ritmo, debido seguramente a la importancia del bajo continuo en sus obras (la mayoría al menos) y a su técnica contrapuntística.

Salut!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s