“Le Rouge et le Noir” Stendhal (1830)

El rojo y el negro“, de Stendhal (seudónimo de Marie-Henri Beyle), nos narra la historia de Julien Sorel, un joven obrero que odia y admira la sociedad aristocrática al que su ambición lleva a la muerte.

El joven artesano es empleado por el alcalde, señor Rênal como preceptor de sus hijos, hasta que los rumores de la relación con su señora le empujan hacia el seminario.

Mas tarde, lo abandona para pasar a ejercer como secretario del marqués de la Mole, la hija del cual se enamora de Julien, y acaban prometiéndose. No obstante, celosa, la señora de Rênal boicotea el enlace con una carta dictada por su confesor, y Julien, furioso, atenta contra ella con un disparo que la hiere, por lo que éste es condenado a muerte.

Mathilde (hija del marqués de la Mole) y la señora Rênal -que se muestra arrepentida por su inoportuna epístola- rivalizan por sus cuidados, pero es la que a provocado todo el incidente la que, curiosamente, consigue mantener un idilio con el preso.

Al morir, la prometida recoge su calavera a modo de fetiche (sentimental, como recuerdo del amado), y los tres días la esposa del alcalde.

En esencia, la novela trata sobre el conflicto entre el protagonista, una especie de “heroe” según el autor, y la sociedad francesa del momento (aristocrática y, por ende, profundamente elitista), en la cual un individuo de clase baja lucha por su reconocimiento, que espera obtener escalando en la rígida pirámide estamental cuesto lo que cueste y pese al daño que pueda causar a los demás (sentimental sobretodo).

Pero el relato no es exactamente una crítica social (aunque al final, con el discurso de defensa de Julien, lo pueda aparentar), sino un retrato psicológico del personaje principal, que como hemos dicho esta motivado por un fuerte sentimiento de “reconocimiento”, podríamos entender que, en cierta medida, de “supervivencia” (supervivencia social, no obstante), tratando también los sentimientos del hipócrita personaje, que, si bien se podría entender que se enamora, tanto de la señora Rênal como de Mathilde, este “amor” parece estar inspirado por un sentimiento de superación (sobretodo el primero).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s