Comentario a fragmento de “El príncipe” (Maquiavelo)

Maquiavelo elaboró una doctrina política propia basándose en la premisa de que el hombre es malvado por naturaleza, por lo que el estado debe ser autoritario, y “El Príncipe” es un claro ejemplo de esta doctrina.

En esta fragmento, el autor nos explica cómo debe ser un príncipe según su parecer.

Para empezar, el soberano debe dedicarse por completo a la guerra, puesto que debe ser su cualidad principal, así podrá defender su reino cuándo sea necesario y conseguirá asegurarse la lealtad de sus subordinados, que de otra manera no le obedecerían (según Maquiavelo, hombres armados no obedecen a hombres desarmados). Por esto, debe dedicarse también a la guerra en tiempos de paz, cómo entrenamiento (a este efecto, se recomienda la caza, que permite conocer el terreno y acostumbrarse a las incomodidades de la campaña).

Después, se recomienda al monarca no ostentar ningún vicio que pueda desposeerle de autoridad para con sus súbditos, y no avergonzarse de los defectos que puedan beneficiar al estado.

En este punto, comienza una deliberación sobre la preferencia de ser amado o temido por el pueblo, a lo que Maquiavelo concluye que la mejor opción es inspirar temor, aunque sin llegar a inspirar odio (esto se consigue no apropiándose de las posesiones de otros, principalmente), ya que el amor va y viene, dependiendo de la fortuna, acompaña a ésta y desaparece con ella, sin embargo, el temor, el miedo al castigo, siempre es esgrimible y efectivo (más que el amor).

Para finalizar, se defiende el uso a conveniencia de la palabra. El Príncipe no debe ser esclavo de sus palabras, ya que nadie cumple su promesas, él menos que nadie tiene que serle fiel, puesto que corre el peligro de comprometer al estado con sus acciones. De este modo, se recomienda hacer siempre lo mas conveniente, y faltar a juramentos cuándo estos dejan de ser útiles (aunque moralmente sea contradictorio).

En definitiva, cómo decíamos al principio, Maquiavelo apuesta por un gobierno autoritario (y autocrático), y por una figura central firme.

Separa la ética de la política a favor de una supuesta “Razón de Estado” (es decir, lo que al estado le resulta más conveniente), invocando si es necesario al engaño.

Anuncios

2 comentarios to “Comentario a fragmento de “El príncipe” (Maquiavelo)”

  1. hola javier morey y hola fatima soy elizabeth y soy fan numero1 de los dos espero que puedan dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s